La nueva ley de arrendamientos urbanos

La nueva ley de arrendamientos urbanos

En Zoe Real Estate Barcelona sabemos que actualmente la situación del alquiler de viviendas, es uno de los puntos de interés de la sociedad. El incremento continuo de los precios ha llegado a generar una considerable tensión, provocando que el gobierno lleve meses tratando de tomar medidas que regulen y ayuden a solventar la situación.

Aunque esta problemática ya estuviera vigente antes de que terminara el 2018, lo cierto es que no ha sido hasta el 5 de marzo, en uno de los últimos Consejos de Ministros de la anterior legislatura, cuando se ha aprobado la última medida estipulada en esta materia. El nuevo Real Decreto, trata de generar variaciones en la Ley de Arrendamientos Urbanos que se encontraba vigente desde 2013. Concretamente, se han realizado las siguientes modificaciones.

Bajo nuestro punto de vista, uno de los cambios más destacados, es la ampliación en tiempo de los contratos de alquiler a cinco años en las viviendas que dispusiesen de un propietario físico y, para aquellos inmuebles cuyos arrendadores sean una persona jurídica, alargarlos hasta los siete años.

Una vez concluido dicho periodo, en el caso de que ninguna de las partes manifieste lo contrario, este se renovará por tácita reducción. En este sentido, la prórroga será de tres años en cualquiera de los casos. Si el arrendador no quisiera continuar con la relación contractual, deberá avisar con cuatro meses de antelación de dicha situación. En el caso de que sea el arrendatario el que desee finalizar su estancia en la propiedad, deberá comunicarlo con dos meses de preaviso.

Otro aspecto de interés, es el relacionado con la cuantía de la fianza que se puede solicitar al inicio del contrato. Para los contratos de larga duración, se podrá requerir tres veces el importe de la mensualidad acordada. En el resto de los supuestos, la cantidad será, como máximo, dos veces la mensualidad.

Por último, comentar que, en el caso de que se pacte en el contrato generar subidas interanuales en la cuantía a abonar mensualmente, estas se encontrarán regidas por el valor del IPC que le corresponda.