La Plaza del Ángel y su historia

La Plaza del Ángel y su historia

Parte del encanto de Barcelona, dentro de  su historia, son las leyendas y misterios que existen en cada lugar y rincón de la ciudad. En uno de esos puntos encontramos la Plaza del  Ángel, situada junto a la Vía Laietana, en el barrio gótico, el casco antiguo de la ciudad.

¿Has escuchado hablar de ella? ¿Sabes por qué tiene ese nombre?

En el siglo IX se encontraron los restos de la patrona de la ciudad, Santa Eulalia, pero fue mucho años más tarde en que se decidió enterrar definitivamente su cuerpo, transportándolo desde la iglesia Santa María del Mar, donde fue encontrado, hasta una cripta ubicada en la Catedral.

La leyenda cuenta que, en el momento en que se realizaba el traslado del cuerpo, donde participaba todo el pueblo, sucedió algo inesperado cuando llegaron a la Puerta Mayor (conocida hoy en día como la Plaza del Ángel): la urna con sus restos fueron demasiado pesados que no podían moverlos. Entonces todo el pueblo clamó de rodillas un milagro, y fue cuando el Ángel San Miguel apareció, señalando a un canónigo que estaba ahí y que confesó haber cogido como reliquia  un dedo del pie de la Santa. Entonces éste lo devolvió y el féretro volvió a ser ligero, de esta manera pudieron continuar su camino y enterrar el cuerpo en la cripta.

Por este motivo, la plaza recibió el nombre del Ángel que hizo el milagro.

Aquí te dejamos este enlace que podría interesarte.

¿Qué te ha parecido la historia? ¿La conocías?

Si conoces más historias similares compártela con nosotros en los comentarios.